domingo, 22 de febrero de 2009

¿Y el proyecto?

Cerca de cruzar el ecuador de mi pequeña odisea (dos dias, llevo la cuenta) me propongo hacer un pequeño resumen de mi trabajo. ¿Que en algún momento tendré que empezar a escribir el documento, no?.
Básicamente, estudio la influencia catalítica de nanopartículas de oro (!¡) en sensores electroquímicos. Pero son unos sensores un poco especiales, son quimiotransistores (¡!Tansistores de efecto campo¡) sensibles a gases. No importa si no entiendes de lo que hablo, yo tampoco.
(Hay que pegar con epoxi conductor unos chips de silicio fotograbados a unos cabeceros de 28 pines)
(La Machine Infernale Nº1. El soldador de hilos de oro.
Une el chip de silicio a conectores del cabecero mediante una combinación de calor y ultrasonidos. Retro. Manual. Te quedas medio ciego. !Pero mola un montón¡)

(La Machine Infernale Nº2. La sonda Kelvin.
En el chip de silicio hay una especie de pocillos que se llenan con solución electrolítica que al evaporarse deja una membrana conductora sensible a gases. La solución se prueba antes en la sonda.La sonda mide la función de trabajo o electroafinidad respecto a un patrón de oro, porque estoy trabajando con nanopartículas de oro. Es algo así como un comparador por compensación de carga . Re-retro. Tarda en calentarse y a veces le entra "hipo".Podría haberlo construido yo. Y no seria tan peñazo usarlo si no hubiera un compresor para purificar de aire del analizador de infrarojos por transformada rápida de Fourier[!Si¡!Me persigue¡])

(¿Por qué tienes que llevartelos tan jóvenes?¿Por qué? ¡Estaba apunto de empezar a medir! Pero he aprendido que Horno@150ºC+chip en vidrio de reloj=se te cae si usas guantes. La otra solución posible era quemarte las manos.)

Lo malo es que se ha estropeado el banco de pruebas y necesita un recambio.¿ Que podemos hacer ahora? Tu no se, pero yo me voy al Mardi Gras de Nueva Orleans.

2 comentarios:

nobody knows dijo...

me lo parece a mí o te lo estás pasando mejor que un marranillo en un charco. Cuando esta aventura se acabe será un buen momento para celebrarlo.

Relicary's Blog dijo...

Jajaja, querido Cuentista, mientras no explote nada, no importa si no podemos entenderte. Un abrazo.